Angel Antonio Ruiz Laboy -Puerto Rico-


 

animal ajeno

el cuerpo siempre es un animal ajeno transitando en fuga hacia la luz desde el camino de la tierra desde la narración del agua escurridísima maroma de la física nostalgia incontenible del derrumbe volátil vocación de polvo

que se asume en el aire como quien asume una postura que no sabe si es fuidez líquida o corporeidad difusa el cuerpo es un animal ajeno que llora y que sangra que engulle y que sonríe que se enmascara y se disecta sobre un globo de elementos que no son distintos del propio cuerpo que se reconoce ajeno animal plural animal ajeno mismo animal cuerpo mismo.